Las fiestas populares de España con bebidas más curiosas

Si hay algo innato en el ADN de España es que es un país supersticioso con una tradición muy profunda. Esto se ve reflejado absolutamente en todas las fiestas populares, que son muchas, de hecho hay más festividades que localidades españolas. El nexo de unión entre ellas suele ser de, cara a la galería, la religión o la tradición supersticiosa, sin embargo, es de saber popular que el gran vínculo es indudablemente la juerga. Ya sea sea uno hípster, mainstream o conservador las fiestas de su pueblo/ciudad no se las salta nadie. GoEuro ha elaborado una lista de fiestas “típicas” españolas que más que populares son peculiares. Un recorrido por el rasgo más juerguista y, por qué no decirlo, grotesca de la idiosincrasia ibérica que no gira en torno a ningún santo, sino más bien a un buen vaso de tubo.

Al Mossassa Batalyaws

Sí, aunque no lo creáis es una fiesta española y podemos demostrarlo. Se celebra en Badajoz a finales de septiembre, y conmemora el nacimiento y fundación de la ciudad. Además de desfiles y escenificaciones a pie de calle, la verdadera actuación teatral se encuentra dentro de las jaimas y a los alrededores, lugar en la que los jóvenes degustan las bebidas de antaño y las del siglo XXI.

Día de Asturias y de la Virgen de Covadonga

Los asturianos agradecen a su virgen que Don Pelayo ganara la batalla a los musulmanes en Covadonga, dando así inicio a la Reconquista. Sin embargo, la festividad del día de Asturias que coincide el mismo día es nómada y cambia de una edición a otra de localidad. Lo que no cambia en absoluto son los litros de sidra que se consumen durante los días que dura la festividad. Ojo, todo sea por conmemorar las épicas batallas de nuestros antepasados.

 

El Colacho

Digno de estudio es el caso de esta fiesta de Castilla y León. El Colacho, que representa al diablo, es soltado por las calles de Castrillo de Murcia para azotar, sí lo has leído bien, a todo aquel que lo insulte. Para culminar, el Colacho debe saltar por encima de bebés, tras este caos el Bien se impone al paso de procesión y con mucho vino. También es costumbre reunirse en las heras, comer queso de Sasamón y bailar hasta que parezcas el mismísimo Colacho.

 

La Arribada

Esta fiesta autóctona de Baiona deja en evidencia a cualquier feria medieval que se precie. La Arribada conmemora el primer fiestón con el que se recibió a Martín Alonso Pinzón cuando regresó de las Américas. Los gallegos de esta localidad siguen tan contentos por el regreso del descubridor que la fiesta se repite cada año. Espectáculos medievales y desafíos a espadas son los platos fuertes de esta cita, a la par que el licor café.

Cunca de viño #Arribada2015

A post shared by PostalKitchen (@blogpostalkitchen) on

 

Bando de la Huerta

Los murcianos realizan esta oda a sus productos de la tierra. Personas vestidas de hortelanos reparten productos autóctonos entre el público que, posteriormente, como excusa tomarán las calles para convertirla en un macrobotellón.

Ya se acabó, se acabó una semana de mucho trabajo, de muchas risas, de algún otro mosqueo…siempre lo bueno se acaba rápido. Con ellos siempre es posible cualquier cosa. Siempre apoyándote, diciéndote lo que está mal, pero siempre ayudándote. Son personas grandes que a la vez te hace grande. Otras barracas superadas con éxito. También gracias a vosotros, porque sin vosotros lo nuestro tampoco sería posible, gracias a todas las personas que vinieron a comer, cenar o ambas con nosotros. Es un placer atenderlos a todos. Una vez más aprendí a que lo que realmente vale la pena es las cosas que vives y te demuestran día a día. Volveremos en Septiembre ;P #FinDeBarracas2015 #Ellos #PeňaLaLebrilla #Circular #Murcia #FiestasDePrimavera #BandoDeLaHuerta

A post shared by Rocío Hernández / ROSÉE M ® (@rhm594) on

Deja un comentario

*